Las cerraduras sin seguridad facilitan los robos

La manipulación rápida de los ladrones en las cerraduras de las puertas principales y exteriores, requiere la eficiente labor de cerrajeros fiables que evitan ser víctimas de robos.

Aumentos de los robos en domicilios

El aumento de atracos pone de manifiesto la vulnerabilidad de las cerraduras antiguas, deficientes y obsoletas que se deben cambiar. Ante estos hechos la Unión de Cerrajeros de Seguridad (UCES), ha formado a los policías en las técnicas más comunes de aperturas, para que reconozcan rápidamente la actuación de los ladrones. Un dato a tener en cuenta es la eficiente labor del cuerpo de policía, que ha conseguido atrapar a dos organizaciones de ladrones.

seguridad cerradurasLa importancia de esta noticia, reside en la concienciación que desde el órgano policial se hace, para que los ciudadanos tengan en cuenta la actuación de los atracadores, cuando se encuentran ante cerraduras de baja seguridad. Los portavoces de la policía recomiendan en reiteradas oportunidades, contactar con cerrajeros acreditados para instalación, reparación o mantenimiento de aberturas en general de las viviendas o empresas. Explican desde la policía, que cerca de un 80% de las propiedades elegidas para perpetrar el delito, se deben al mal estado del cerramiento, antigüedad de las cerraduras, falta de seguridad en las puertas y conocimiento de las técnicas de apertura por parte de los ladrones.

La forma de operar de los delincuentes según cerrajeros y policías, es descartando las cerraduras de alta seguridad, centrándose en las más comunes que se pueden abrir fácilmente sin perturbar la tranquilidad de los vecinos. Una actuación limpia que no deja rastros gracias a la facilidad y rapidez para abrirlas, además de no ocasionar ruidos. Es la forma más fácil de acceder a las viviendas considerados robos express, porque en menos de cinco minutos perpetúan el robo abriendo la puerta en un minuto y desvalijando la casa en solamente cuatro minutos.

Las cerraduras más sencillas y antiguas son las más buscadas por los atracadores, ya que el margen de tiempo que da abrir fácilmente la puerta en un minuto, proporciona a los ladrones menos ruidos y mayor duración en el interior de la propiedad. Estas razones son las que alegan policías y maestros cerrajeros, cuando aconsejan a la población en general la revisión de los cerramientos. Cambiando las cerraduras sin seguridad por blindadas, digitales, biométricas, con bombín antibumping y otros, se dificulta la apertura que pasa a ser nula porque deberían contar con sofisticadas herramientas para cometer el delito.

Elementos económicos y de fácil instalación como cilindros, escudos y demás, garantizan la protección también en comunidades, dónde se pueden extremar las medidas con llaves que no se pueden duplicar y distintos accesorios. Los nuevos dispositivos no serían eficaces sin los cuidados que se deben tener, como cerrar las puertas con llaves al salir, cambiar la cerradura cuando se extravían las llaves, y no permitir que accedan extraños al edificio cerrando el portal siempre. Medidas básicas que aconsejan siempre los cerrajeros evitando ser presa fácil de personas sin escrúpulos, que conocen a la perfección las facilidades de cerraduras sin la debida protección.

Vídeo sobre la instalación de un escudo de seguridad