Cada vez más gente instala alarmas domóticas. Este tipo de alarmas son un sistema de seguridad que cuentan con diferentes elementos para garantizar la seguridad del inmueble así como permiten el control remoto de otros sistemas del hogar.

 


Alarmas domóticas y alarmas técnicas

 Las alarmas domóticas son sistemas de seguridad que permiten proteger nuestra vivienda de manera automática y remota desde cualquier dispositivo con conexión a Internet.

El concepto alarmas técnicas es más específico y se refiere a aquellos sensores y elementos encargados de detectar fallos técnicos y averías en un inmueble.

Las alarmas domóticas se encuentran vinculadas a una aplicación móvil la cual nos permite su control remoto . Sus elementos se llaman actuadores domóticos. Una alarma domótica puede realizar una serie de acciones:


Elementos de las alarmas domóticas

 Como hemos dicho, este tipo de alarmas consisten en un conjunto de sistemas y funciones integradas de manera perfecta y que se pueden controlar de manera cómoda y remota desde un dispositivo.

Suelen coordinar sensores de movimiento y actuadores domóticos para poder controlar las entradas y salidas de la vivienda. Dependiendo de los elementos extra que se instalen, la alarma poseerá una seguridad más integral o no.

Veamos cuáles son los elementos más comunes que se suelen instalar con una alarma domótica.


Detectores de incendios

 Son una serie de sensores o dispositivos encargados de percibir humo, llamas o un cambio rápido en la temperatura con el fin de detectar incendios lo más rápido posible.

Este tipo de detectores son obligatorios a nivel empresarial y deberá cumplir con la normativa anti incendios vigente en el momento de la instalación y atendiendo a las variaciones que puedan existir dependiendo del tipo de propiedad. Algunas empresas también ofrecen extintores y sirenas de manera adicional para combinarlo con la alarma.

Los detectores de incendios permanecerán conectados aunque la alarma esté desconectada. Si se detecta humo o un principio de incendio, se recibe una notificación en su teléfono móvil y podrá ver a través de una cámara de videovigilancia (opcional) qué está pasando. La Central Receptora de Alarmas recibe el aviso y pone en marcha las actuaciones necesarias si la alarma es real.


Detectores de inundaciones

 Se suelen instalar en cocinas y baños y están formados por dos cosas:

Este tipo de detectores está conectado también aunque la alarma no lo esté y funciona igual que los detectores de incendio.


Detectores de fugas de gas

 El último de los elementos clásicos que pertenecen a las alarmas técnicas. Se trata de un detector que percibe fugas de gas. Suelen instalarse en cocinas y negocios donde haya riesgo de fugas.

Está formado por un sensor que detecta la fuga de gases como dióxido y monóxido de carbono.