Siempre existe la preocupación de que los ladrones aprovechen nuestra ausencia del hogar para lograr entrar y hacerse con nuestras pertenencias.

Desafortunadamente, nadie está exento de vivir una situación como esta, pero por suerte, existen medidas de precaución que podemos tomar para minimizar el riesgo de ser víctimas de robos. En ocasiones, nuestro ritmo de vida acelerado puede ocasionar descuidos en cuanto a la seguridad del hogar, haciéndolo más vulnerable a asaltos.

Queremos ofrecerte unos consejos y sencillas recomendaciones que ofrecen generalmente empresas especializadas en seguridad y que diariamente puedes ejecutar. Siguiendo estos pasos lograrás hacer de tu casa un lugar más seguro.

Hábitos diarios para proteger tu hogar

Una regla de oro es: Nunca abrir la puerta a personas desconocidas, por ello debemos hacer siempre uso de la mirilla. Es fundamental inculcar esta norma a nuestros hijos ante la visita de cualquier persona. Si alguien hace presencia para reparar una avería u ofrecer un servicio, debe acreditarse antes de dejarle entrar.

Por obvio que parezca (tal vez por despiste te haya ocurrido), asegúrate de no dejar las llaves puestas en la cerradura, tanto por dentro como fuera. Siempre que te ausentes de casa, cierra la puerta con llave, da igual si estarás 10 minutos o todo el día afuera, los amigos de lo ajeno siempre aprovechan las ausencias para hacerse con lo que encuentren al alcance.

Si recientemente te has mudado, debes cambiar inmediatamente las cerraduras de acceso al inmueble, así prevendrás que propietarios anteriores u otras personas tengan acceso a tu nuevo hogar.

Es importante asegurarnos que las ventanas están correctamente cerradas. Incluso si vives en un piso, cerciórate de cerrar las puertas de los balcones ya que muchas veces son utilizados como escaleras para acceder a platas superiores.

Evita que los folletos y publicidades se acumulen en su buzón o en la puerta de casa ya que podría ser interpretado como que no hay nadie en el hogar. Conteste siempre al portero automático. Este sistema suele ser utilizado por los ladones para asegurarse de que no personas en el inmueble.

Procura no tener en casa objetos de valor y dinero. Hacer ostentación de ellos y tenerlos a la vista podría llamar la atención de personas maliciosas haciéndonos más vulnerables al robo.

Periódicamente realiza un inventario de objetos como electrodomésticos y aparatos electrónicos. En caso de robo, esto ayudará a la identificación de las pertenencias que faltan en tu hogar.

Si te vas a ausentar algunos días de casa, evita comentar tus planes a través de tus redes sociales. Si tienes hijos, asegúrate de que ellos tampoco den información sobre la ausencia de la familia o los viajes vacacionales.

Hábitos diarios para proteger tu hogar

Consejos sobre seguridad en nuestro hogar de maestros cerrajeros profesionales:

Los cerrajeros profesionales recomiendan fortalecer la seguridad del hogar con la instalación de una puerta de entrada adecuada bien sea de tipo blindada o acorazada, siendo más efectivas las puertas acorazadas por su resistencia y materiales empleados para su fabricación. Pero, independientemente del tipo de puerta que tengáis, lo fundamental es siempre echar la cerradura.

Igualmente, los profesionales en seguridad del hogar aconsejan siempre la instalación de rejas de seguridad en caso de que la vivienda se encuentra a pie de calle o bien sea una planta baja, así de esta manera se dificulta la tarea de los ladrones al intentar acceder a nuestro hogar.

Aunque estas recomendaciones puedan parecer obvias, muchas veces las pasamos por alto producto del despiste o las prisas, exponiéndonos a situaciones de riesgo. Seguirlas y hacer un hábito de ellas nos ayudará a sentirnos más seguros y a proteger a los nuestros ¿Qué otra recomendación añadirías?


Más información y consejos sobre seguridad en el hogar: